Que nuestras voces sean escuchadas

Leticia (14, cumplió 15 años el 5 de noviembre) llegó a la Aldea Infantil SOS de San Ignacio a los 4 años, junto con sus hermanos Eduardo (20), Reinaldo (18), María Selva (17), Fiorella (14) y Berni (quien perdió la vida al sufrir un accidente).

Tuvieron una infancia difícil, marcada por la desprotección y el abandono. En Aldeas Infantiles obtuvieron una segunda oportunidad, de crecer todos juntos y poder recibir el amor, la contención y el cariño que necesitaban.

Su mamá del corazón, Felipa, más conocida como Feli, nos cuenta que Leti siempre fue una niña muy aplicada en la escuela y en el colegio. “Siempre se destacó como líder, habla muy bien en público” manifestó.


Leti, acompañada de sus hermanos y la tía Feli.


También nos cuenta que Leti forma parte del comité de niños y niñas de San Ignacio, cuyo fin es promover y defender los derechos de los niños y niñas. En la casa viven también sus hermanos del corazón Favio y Julia.

Hoy Leti tiene 14 años, cursa el 9no grado en la Escuela 152 San Roque y fue seleccionada junto con otra joven para representar a Paraguay en el 8º Encuentro Global para la Prevención de la Violencia, realizado el 19 y 20 de octubre en Ottawa, Canadá. Y en esta entrevista nos cuenta más sobre ella.


¿Cómo fue la experiencia de representar a Paraguay en un encuentro internacional?

“Estoy muy feliz, pase muy bien allá, compartí muchísimo, hice muchos amigos, eran muy amables.”

 “Mis compañeros se mostraron muy felices de conocer la cultura paraguaya. Participaron 300 personas quienes escuchaban nuestras ponencias. Todos fueron para escuchar a los niños. Conocí un país que siempre soñé conocer, soñaba con conocer Canadá.”



¿Cómo fuiste seleccionada?

“Desde Aldeas SOS me comentaron que había una oportunidad de postulación para el encuentro, uno de los requisitos era que la persona forme parte de un comité de niños y yo formo parte de un comité, y me postulé con un video. ¡No podía creer cuando fui seleccionada!”



¿Sobre qué hablaste en Canadá?

“Sobre educación y violencia. Muchos padres están conscientes que la violencia es una forma de educación para los niños. Pero yo no estoy de acuerdo. Hay que educar con buen trato. En el futuro yo enseñaré a mis hijos la educación que yo recibí en Aldeas Infantiles, que es la del buen trato. Si un niño es educado con violencia, esto se convertirá en un círculo de violencia y ese niño cuando sea adulto educará a sus hijos de la misma manera. Y así sucesivamente….”



Fue así como conoció Canadá y por primera vez viajó en avión. No solo socializó con importantes personalidades del mundo relacionados a protección infantil, sino también compartió con jóvenes de muchísimos países.

¿Cuáles son tus expectativas a futuro?

“Hablar más sobre la violencia. Hacer charlas al respecto y que la gente entienda que la violencia en la educación no es buena. Saquemos de nuestro actuar la violencia como forma de educar. Los niños somos sujetos de derecho, no somos objeto. Recomiendo el buen trato. Recomiendo eso porque yo fui criada así. Cuando termine el colegio, quiero estudiar agronomía. En mis ratos libres juego fútbol de campo en el club Ytororo. Soy muy deportiva y activa. También estudio peluquería, me encantan las trenzas”.


Un mensaje de Leti, para todos y todas. 



Para Aldeas Infantiles SOS Paraguay el “éxito” se resume en las vidas impactadas con nuestra labor.


Leti es una muestra de que estamos transitando por el camino correcto, no hay nada más gratificante que poder ver el crecimiento personal de nuestros participantes.


Sumate a la familia más grande del mundo, trabajemos juntos para que más vidas sean impactadas.


Escribinos en cualquiera de nuestras redes y dejanos tus datos de contacto, nosotros vamos a llamarte para darte más detalles.